• Más de 250 000 de pedidos al año
  • Más de 40 millones de imanes en stock

Bandeja magnética rectangular

cuenco magnético para clavos, tornillos, brocas, etc., 237 x 136 x 28 mm


N.º de artículo WS-MTR-03
Unidad de venta 1 unidad
Precio y descuento
1 ud. 5,12 EUR/ud.
desde 3 uds. 4,75 EUR/ud.
desde 10 uds. 4,42 EUR/ud.
IVA incluido gastos de envío aparte

5,12 EUR

IVA incluido gastos de envío aparte

disponibilidad inmediata

Disponible: 648 unidades

Plazo de entrega: 2-7 días hábiles

Cant.

Descripción

Con esta bandeja magnética, ¡podrá olvidarse para siempre de andar buscando clips y tornillos! En esta bandeja magnética enorme rectangular (24 x 13 cm) de acero cromado, podrá guardar de manera segura y elegante pequeñas piezas metálicas de todo tipo. La proporción de cromo de la bandeja magnética le confiere al acero una buena resistencia frente al agua, el vapor de agua, la humedad, los ácidos débiles y las lejías.

La bandeja cuenta con dos pies de goma en la base en la que se encuentran dos imanes. Estos garantizan una sujeción segura y la goma evita que la superficie se raye. Gracias a los imanes, los tornillos, clavos, puntas y otros objetos metálicos se mantienen de forma segura dentro de la bandeja magnética. Además, esta bandeja magnética también se puede fijar directamente a cualquier base metálica en el taller o cuarto de bricolaje. Y funciona también boca abajo. Con esta bandeja magnética rectangular, tendrá siempre a la vista todas las piezas pequeñas que necesita.

Especificaciones técnicas

Cód. artículo WS-MTR-03
EAN 7640155438919
Material ferrita
Material Acero cromado
Longitud 237 mm
Ancho 136 mm
Alto 28 mm
Peso 500 g
Muchísimos tornillos, clavos, brocas, clips y otras piezas pequeñas de metal son magnéticos. Así pues, se adhieren a prueba de bomba a esta bandeja magnética, lo que evita que se pierdan y permite tenerlos siempre a mano.
A pesar del elevado peso de la bandeja magnética (500 gramos), se puede colocar también boca abajo o en un lateral de un armario de acero. Como por arte de magia, las piezas metálicas se quedan adheridas y no se caen. Incluso destornilladores pequeños se quedan pegados a la bandeja magnética.


Así pues, la bandeja magnética es una herramienta ideal para talleres, donde los tornillos y clavos deben estar siempre a mano, tanto debajo de un coche como sobre una plataforma elevadora.