• Muchas valoraciones positivas
  • Más de 35 millones de imanes en stock

Protectores térmicos magnéticos

Aislamiento y oscurecimiento en uno
Autor: Katja & Yves, Palezieux, Suiza
En línea desde: 17.12.2018, n.º de visitas: 30714
Estos protectores térmicos hechos a mano son la solución perfecta para aquellos amantes de las furgonetas que no quieran gastarse mucho dinero en unos protectores caros o a los que les guste hacer sus propios proyectos de manualidades . Le ayudarán a optimizar su furgoneta de forma significativa, ya que sirven tanto de aislamiento como para oscurecer la furgoneta por dentro. Gracias a los imanes cosidos, los protectores térmicos magnéticos se pueden poner y quitar en cuestión de segundos. Así no es necesario sujetarlos con tornillos y, además, quedan la mar de bien.

Material necesario

  • Parasol para parabrisas
  • Entretela de guata de 100 g / m²
  • Tela de algodón
  • Cinta de poliéster
  • Imanes para coser

Primero, elaboré una plantilla de papel para cada una de las puertas traseras y para la puerta corredera de nuestra caravana. Después, recorté el parasol, la entretela de guata y la tela de algodón siguiendo las plantillas. Tenga en cuenta que antes tracé un margen de costura de unos 5 mm.
Cada protector consta de 3 capas: una capa elaborada con el parasol para parabrisas de coches (con la cara plateada), una de doble forro con la entretela de guata y una con tela estampada de algodón.
Después fijé los imanes para coser en la cara plateada del recorte de parasol, dejando una distancia de unos 5 mm hasta el borde para poder coser la cinta de poliéster sin problemas más tarde. Antes de empezar a coser, probé las cubiertas adhiriéndolas a las ventanas de nuestra caravana para controlar la posición de los imanes. Y es que, en nuestro caso, por el borde de la ventana hay, además, unos cables eléctricos que conducen a los desempañadores traseros. Si la posición de los imanes es la correcta, se cosen.
Recomiendo utilizar los imanes para coser más grandes para las esquinas y para la parte superior; y los más pequeños, para el resto.
Si se quiere poder abatir los protectores térmicos hacia arriba, en las esquinas y en la parte inferior se deben colocar los imanes de manera que atraigan a los imanes superiores.
A continuación, se juntan las tres capas y se cosen por el borde. La cara plateada del parasol tiene que quedar hacia arriba para que se puedan ver los imanes al coserlas.
Para terminar, he sujetado una cinta de poliéster de color azul oscuro a los bordes de los protectores térmicos y las he cosido con cuidado. Al hacerlo, he prestado siempre mucha atención para no coser por error por encima de los imanes.
A nosotros nos resultó muy útil marcar el borde superior de ambos protectores térmicos magnéticos con algo, ya que esto nos ayudó a la hora de colocarlos en las lunas.
¡Y ya está! Así de fácil es hacer sus propios protectores térmicos magnéticos. En verano, nos ayudan a proteger nuestra caravana del calor, mientras que en invierno se encargan de la mejor manera posible de que el frío se quede fuera. En cualquier caso, aunque fuera no haga mucho frío ni mucho calor, los protectores térmicos magnéticos sirven para oscurecer la furgoneta por la noche.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.