Embellecer las muletas

Cómo dos pequeños imanes le hacen la vida más fácil a alguien que usa muletas
Autor: C.R., Bailly, Francia, [email protected]
Después de una lesión de rodilla tuve que andar varios meses con muletas. Todo el mundo que haya tenido que usarlas sabe que tienen una cualidad muy molesta: caerse al suelo cuando uno sólo quiere apoyarlas. Haría falta un hueco en la pared para que se mantuviesen. También apoyadas en una silla, adquieren una posición muy inestable...
Otros problemas surgen cuando hay que sujetar ambas muletas con una sola mano, p. ej. cuando con la otra intento coger algo del suelo.
Además debido a mi lesión no me podía agachar y resultaba incómodo recoger cosas del suelo. ¡Por tanto más importante aún que las muletas no se cayesen!
Podría seguir citando ejemplos. Gracias a dos imanes pude mejorar mi situación. Lo único que tuve que hacer fue pegar un disco magnético en cada mango de la muleta.
A continuación, diferentes aplicaciones de mis muletas mejoradas.
Coger el llavero sin agacharse
(Condición: el llavero debe ser magnético)
Coger el llavero sin agacharse
(Condición: el llavero debe ser magnético)
Las muletas se estabilizan mutuamente en la pared
Las muletas se estabilizan mutuamente en la pared
Coger el tenedor del suelo sin esfuerzo
Coger el tenedor del suelo sin esfuerzo

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.